Martínez-Serrano and Bollo-Manent: Aplicación del enfoque geoecológico para la interpretación espacial de los niveles de urbanización

Aplicación del enfoque geoecológico para la interpretación espacial de los niveles de urbanización

Application of a geo-ecological approach to spatial interpretation of urbanization levels


Palabras clave:

Keywords:


Introducción

La concepción del paisaje más científica y de carácter holístico tiene sus orígenes en la geografía (Urquijo y Bocco, 2011). Al interior de las ciencias geográficas existen diferentes interpretaciones del término paisaje y, por tanto, diversas acepciones del mismo. En nuestra investigación se concibe al paisaje como una categoría científica general de carácter transdisciplinario, definida como “un sistema espacio-temporal, complejo y abierto, que se origina y evoluciona en la interfase naturaleza-sociedad, en un constante estado de intercambio de energía, materia e información, donde su estructura, funcionamiento, dinámica y evolución reflejan la interacción entre los componentes naturales (abióticos y bióticos), técnico-económicos y socio-culturales” (Mateo-Rodríguez, 2008: 10-11), definición que proviene del enfoque físico-geográfico o geoecológico.

Los estudios del paisaje permiten un análisis sintético e integral del espacio a partir de la caracterización de sus componentes y del resultado espacial de las relaciones entre éstos (Carbajal-Monroy et al., 2010). La diferenciación, la clasificación y la cartografía de las unidades que conforman un territorio son algunas de las tareas básicas y más importantes en los estudios del paisaje (Priego-Santander et al., 2008; Bocco et al., 1999; Quintela-Fernández, 1996; Salinas-Chávez, 2005), éstas se realizan mediante el estudio de los componentes naturales y antrópicos del paisaje y de la interrelación entre ellos. Como resultado, se obtienen los mapas de paisajes físico-geográficos, unidades espaciales que son modificadas por diferentes actividades y procesos antropogénicos con diferente intensidad.

La geoecología del paisaje constituye una ciencia interdisciplinaria, formada en el contacto entre la geografía, la biología, la antropología y la arquitectura; adquiere un carácter transdisciplinario en el contexto de las denominadas ciencias del ambiente y del territorio (Mateo-Rodríguez, 2007). La metodología que emplea se sustenta en el análisis espacial de las formas de ocupación sobre los paisajes naturales de un territorio o espacio en un momento específico; lo que permite identificar las unidades geoecológicas, expresión de los paisajes antropo-naturales y culturales de un mayor nivel de complejidad que los paisajes físico-geográficos o naturales.

Las principales líneas de aplicación de esta ciencia y sus métodos de zonificación del espacio son la gestión ambiental, la ordenación del territorio, la evaluación de la situación, el estado ambiental de los paisajes, la evaluación de impactos ambientales sobre los geosistemas, los estudios del paisaje y la sostenibilidad, la aplicación de los SIG a los estudios del paisaje, el manejo de áreas protegidas y el turismo en espacios naturales protegidos, la planificación y el ordenamiento territorial, entre otras (Dachev, 2003; Murman et al., 2006 (Bulgaria); Koizumi, 2008 (Japón); Bollo-Manent et al., 2014; Bocco y Ortiz, 1999 (México), Moresco-Mezzomo et al., 2014; Oliveira-Pinto et al., 2000 (Brasil); Cárdenas-López, 2007, Mateo-Rodríguez et al., 2008 (Cuba)).

Paralelo a ello, el proceso de urbanización es antropogénico y modifica con más intensidad los paisajes físico-geográficos, lo hace de manera diferenciada y con desigual intensidad; los tipos de uso y las clases de cobertura --resultantes de este proceso en el tiempo- son variados, complejos y tienen una influencia directa con la estructura físico-geográfica del paisaje en los espacios modificados (Ojeda-Leal, 2011). La delimitación de espacio urbano y rural, es decir, distinguir mediante una línea exacta qué parte del suelo se considera urbano y cuál se excluye, resulta difícil y complejo de determinar, porque la definición de uno se hace por defecto con el otro; en particular, en aquellas zonas donde la presencia de elementos urbanos no es suficiente para establecer un límite físico. Tradicionalmente, el territorio se ha dividido en dos categorías principales: lo urbano y lo rural. Estos conceptos son distintos, pero tendentes a explicar la misma realidad y entre ellos media, desde un punto de vista teórico, la concepción del término periurbano y, desde un punto de vista estadístico, la aparición de entidades o de espacios considerados como intermedios o semiurbanos (Muñiz y García-López, 2013), (Hidalgo y Marcelo-Zunino, 2011).

En este contexto general se propone emplear los procedimientos de la geoecología para delimitar un espacio de acuerdo con sus niveles de urbanización, como alternativa de los diferentes métodos que en la actualidad existen. En general, las unidades geoecológicas son ampliamente utilizadas como unidades espaciales, base para la evaluación ambiental del paisaje y los recursos naturales, que en el presente trabajo se proponen para caracterizar y delimitar una ciudad y su entorno en función de sus condiciones naturales y de la tipología de la cobertura y el uso del suelo, lo que resulta en nuestra opinión un método viable para diferentes análisis espaciales aplicables a ciudades de diversos procesos de urbanización. El objetivo general de la investigación es realizar la delimitación y caracterización de las unidades geoecológicas y realizar la descripción y subdivisión de la ciudad y su entorno en categorías urbanísticas del espacio urbano, periurbano y rural.

1. El paisaje físico-geográfico y las unidades geoecológicas

La geoecología y el enfoque geoecológico son relativamente jóvenes, consisten en un sistema de métodos, procedimientos y técnicas de investigación, cuyos propósitos son la obtención de un conocimiento integral sobre el medio socionatural. Las unidades geoecológicas se clasifican como geoecosistemas, mientras que los paisajes naturales, como geosistemas.

Los geoecosistemas son paisajes transformados intensamente por la actividad del hombre, en los cuales se han introducido numerosos elementos (carreteras, edificaciones, aeropuertos, viviendas), conocidos como elementos antropogénicos, los cuales están directamente relacionados con los usos históricos asignados y las coberturas que ellos determinan. La forma de organización del espacio -estipulada por el conjunto de elementos antropogénicos introducidos, los tipos de usos y las clases de coberturas presentes en un tiempo dado- se denominan estructura antropogénica de los paisajes (Mateo-Rodríguez, 2008).

Para la clasificación y cartografía de los paisajes físico-geográficos a nivel local se emplea la tipología físico-geográfica, que significa delimitar las unidades por su semejanza y repetitividad bajo determinados parámetros de homogeneidad. Las unidades del paisaje, independientemente del nivel jerárquico a que responden, están formadas por una síntesis de componentes, es decir, son entidades espaciales en las que existe una homogeneidad relativa en cuanto al comportamiento de cada una de ellas (Mateo-Rodríguez, 2008).

Los paisajes de nivel local forman parte de unidades mayores que están situadas jerárquicamente en un escalón superior (nivel regional), como regla, éstos se repiten y difunden en las unidades superiores de manera típica y regular (Bollo-Manent y Hernández-Santana, 2008). En cada uno de estos niveles se agrupan los paisajes en unidades taxonómicas, según características y principios o índices diagnósticos que permiten su estudio y diferenciación, los cuales están asociados con determinadas escalas de representación cartográfica.

A la combinación espacial de los paisajes naturales y su estructura antropogénica se le conoce como unidades geoecológicas (UG), las cuales son consecuencia de las regularidades históricas de uso y ocupación del basamento físico-geográfico. Se caracterizan por la coincidencia en la combinación de tipos de usos en un tipo de paisaje y, por tanto, reflejan la misma combinación de procesos de degradación y problemas ambientales (Bollo-Manent et al., 2013).

La interpretación de las unidades geoecológicas exige el desarrollo y perfeccionamiento del enfoque sistémico, el uso del modelamiento y el manejo de los sistemas geoinformativos (SIG); como herramientas de especial utilidad. La clasificación de las estructuras antropogénicas en los paisajes físico-geográficos que ha ocupado una ciudad, según el uso del suelo, se relaciona con las funciones que se desarrollan sobre las cubiertas o coberturas; es la calificación de todas las actividades realizadas por el hombre sobre la cobertura terrestre, de forma parcial o permanente, con la intención de cambiarla o mantenerla para obtener un producto o beneficio.

La cobertura terrestre se refiere al aspecto morfológico y tangible del suelo, comprende todos los elementos que hacen parte del recubrimiento de la superficie terrestre de origen natural o cultural que estén presentes (Inegi, 2012). La misma cobertura terrestre puede soportar diferentes usos, y un mismo uso puede desarrollarse sobre diferentes coberturas terrestres. El diseño de la tipología de los usos del suelo y coberturas terrestres es fundamental para la identificación de las estructuras antropogénicas en un espacio, lo cual requiere una clasificación estandarizada de los espacios. La tipología de la cobertura terrestre y uso del suelo es dependiente de la escala de trabajo, ya que esta define el nivel inferior que podemos establecer.

De acuerdo con Mateo-Rodríguez (2008) Milton Santos parte de la noción de espacio geográfico como aquel conjunto indisoluble de sistemas de objetos y sistemas de acciones en la superficie terrestre, en el que confluyen categorías analíticas como el paisaje, la configuración territorial y el espacio producido, entre otros. Según el autor, este espacio se puede visualizar desde tres dimensiones: el espacio natural, el espacio económico y el espacio social.

El espacio geográfico como producto social encuentra en la naturaleza recursos y materias primas; las fuentes de recursos naturales y el flujo de materias primas y energía modelan el espacio y recíprocamente tales flujos y redes son condicionados por éste. Por tanto, el espacio geográfico se caracteriza por ser concreto, observable, localizable, complejo, variable, multidimensional, medible y cartografiable, que evoluciona en el tiempo y cambia de un lugar a otro; además, es un producto histórico, ya que existe desde que aparece el hombre como ser social y se configura como hecho histórico y cultural, como producto social organizado y como sistema de relaciones y de interacciones que se modifican en el tiempo. La ciudad forma parte activa de ese espacio en consideración a la definición de Capel (1975).

De este modo, el espacio urbano se considera diverso en dos direcciones principales, tanto en los flujos que en él confluyen como en su paisaje, específicamente en las zonas o franjas que se van integrando en su entorno (Rivera, 2013). En México de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi, s/f) las categorías se definen como a) Zona urbana: las áreas geoestadísticas básicas urbanas son áreas geográficas ocupadas por un conjunto de manzanas que generalmente va de 1 a 50, perfectamente delimitadas por calles, avenidas, andadores o cualquier otro rasgo de fácil identificación en el terreno; el uso de suelo es principalmente habitacional, industrial, de servicios, comercial, etc. b) Zona rural: las áreas geoestadísticas básicas rurales tienen extensión territorial variable y están caracterizadas por el uso del suelo de tipo agropecuario o forestal fundamentalmente, y c) Zona periurbana: franja urbano-rural como una transición entre las formas de vida rural y urbana en constantes cambios.

De esta manera, la zonificación geoecológica es un proceso de clasificación del espacio, basado en criterios naturales y sociales; se sustenta en la identificación, definición y caracterización de áreas o zonas que corresponden a los distintos usos del suelo y la cobertura terrestre en un paisaje geográfico determinado; tiene que ver con una multitud de variables del ambiente biológico, geográfico, físico y social, es decir, paisajístico y las variables determinantes en la zonificación son aquellas que se generan sobre la base de factores propios del paisaje local de cada zona. Desde este enfoque, y siguiendo este procedimiento general, se han documentado diversos trabajos de aplicación geoecológica que comprende la zonificación del espacio para diferentes estudios (Flores-Domínguez y Priego-Santander, 2011; Carazo, 2008; Felipe-Farias 2012).

La zonificación geoecológica para un paisaje de ciudad y su entorno, método que se propone en esta investigación, se analiza mediante la delimitación, la interpretación y la caracterización de la agrupación de las unidades geoecológicas en los escenarios observados que conforman la ciudad y el entorno en la interfase del periurbano y los asentamientos rurales próximos. Para realizar la delimitación urbanística, éstos se podrían diferenciar en poblacional (cuantitativos) y funcional (cualitativos) (Capel, 1975; Zuluaga-Sánchez, 2005; Binimelis, 2000; Adell, 1999; Urzainki, 1993). Asumimos para la investigación los criterios funcionales, ya que interrelacionan diversas variables: cobertura terrestre, uso del suelo, componentes físicos naturales del paisaje, criterios administrativos oficiales y desarrollo conceptual de la delimitación de espacios urbanizados en la literatura especializada. La utilidad e importancia de este procedimiento radica, en primera instancia, en que no dependen de las unidades espaciales de análisis que las administraciones establecen, y las variables que se emplean tienen en cuenta la dinámica de estos espacios. La ciudad de Morelia, como otras ciudades medias de la república mexicana, presenta una singular problemática en materia de desarrollo urbano: proliferación de asentamientos irregulares y falta de capacidad técnica y administrativa para hacer frente a los procesos urbanos, por lo que este método se propone como herramienta alternativa para la gestión del territorio.

2. Desarrollo metodológico

2.1. Clasificación y cartografía de las unidades físico-geográficas

El sistema de unidades taxonómicas de las unidades físico-geográficas que se utiliza en este trabajo se basa en los criterios de clasificación del paisaje, empleados por el sistema académico ruso (Vidina, 1970; adaptado por Mateo-Rodríguez, 2008), se establecen para el área de estudio dos unidades taxonómicas: la localidad y la comarca físico-geográfica (Paraje físico-geográfico), se tiene en cuenta la escala de interpretación a 1: 50 000 (escala local). La identificación de los paisajes físico-geográficos se realiza por medio de cuatro etapas metodológicas (Bollo-Manent y Hernández-Santana, 2008):

    2.2. Procedimiento para la clasificación de las unidades geoecológicas

    Se utilizó una tipología que integra la cobertura terrestre y uso del suelo, que representa la estructura antropogénica del paisaje, realizada por los autores. Para la cartografía de las clases y tipos de cobertura/uso, se utilizó la imagen satelital en combinación de color RGB; color natural o real. Se establece el tamaño de píxel que cumple la escala de salida cartográfica, 1: 20 000, con un área mínima cartografiable de 4 x 4 mm o 6400 m2, y resolución espacial de la imagen de 1,5 m; se tiene en cuenta que la longitud del pixel debe ser la mitad de la longitud más pequeña que sea necesario representar.

    Esto permitió identificar clases y subclases en términos de cobertura terrestre y los diferentes tipos en función del uso del suelo. Se realiza el cruce de las unidades de paisajes físico-geográficos y la tipología de cobertura/uso de suelos, por medio de la superposición de los mapas resultantes de la cartografía de ambos temas. Se obtiene así el mapa de unidades geoecológicas y su leyenda, la cual muestra las unidades geoecológicas mediante el método matricial, en la vertical de la matriz se presentan las comarcas de paisajes físico-geográficos y en la horizontal las clases y tipos de cobertura/uso del territorio. El procedimiento culmina con la compilación cartográfica de las UG en el área de estudio y recorridos de campo por todas las unidades geoecológicas, en las que se obtuvo importante información, lo que permitió realizar una descripción de cada una de ellas.

    2.3. Zonificación de las unidades geoecológicas en la ciudad y su entorno

    La metodología parte del análisis de la distribución y caracterización de estas unidades. Se analiza el comportamiento espacial de las UG identificadas, con el objetivo de interpretar cuál es el patrón que describen en el área y la formación de grupos o zonas que presenten características homogéneas entre ellas, que puedan ser delimitadas espacialmente. Para ello, se tomaron en cuenta los criterios que se asumen para conceptualizar los espacios urbanos, periurbanos y rurales que se describen a continuación. El resultado esperado de este procedimiento es obtener una delimitación espacial precisa del área a considerar como urbana, periurbana y rural en el área de aplicación.

    Para esta investigación, el espacio urbano comprende la concentración de los polígonos de las unidades geoecológicas que presentan la cobertura habitacional e infraestructura; el límite que conformen estos polígonos se tomará como el linde de la zona urbana. Por su parte, la interfase periurbana se establece fundamentalmente por el incremento de áreas verdes y de cobertura habitacional tipo fraccionamiento y de menos densidad; el límite se fijará de acuerdo con la agrupación de estos polígonos. Mientras que el espacio rural se establece a partir de los núcleos de asentamientos rurales principales y su área de influencia; se delimita por la integración de los polígonos de vegetación y cultivos, principalmente, incluidos los de tipo habitacional de viviendas dispersas.

    Se realiza el análisis espacial de las unidades geoecológicas (UG), según las clases de cobertura y el uso del suelo que la conforman. Primero, se superpone la capa de las UG formadas por las clases, habitacional e infraestructura para definir, por medio de los límites de dichas unidades, el límite entre la zona urbana y periurbana del territorio.

    En el paso siguiente se superponen las UG con la clase de cobertura/uso, vegetación y áreas cultivadas. A partir de los límites de las unidades geoecológicas que conforman esta capa, se establecen los límites entre las zonas periurbana y rural del área de estudio, por medio del análisis de localización, distribución e interacción de las UG en el ambiente SIG. El límite externo de la zona rural es el linde del área de estudio. De tal manera, el análisis espacial de las UG en el área de aplicación nos permite establecer la zonificación del territorio que ocupa la ciudad y su entorno.

    Ahora bien, para conocer si los espacios delimitados en las zonas urbana, periurbana y rural cumplen con las características definidas para las mismas, se tienen en cuenta los criterios establecidos para cada una de estas áreas y se revisa la descripción de las unidades geoecológicas que integran cada zona, para comprobar sí cumplen con los elementos que definen cada zona para esta investigación:

      3. Paisajes físico-geográficos de la ciudad de Morelia y su entorno

      Como resultado del análisis se delimitaron, clasificaron y cartografiaron cuatro localidades y 30 comarcas de paisajes físico-geográficos para el área de estudio, con un total de 51 polígonos. La nomenclatura que se emplea en el mapa y su leyenda, se expresa en número romano para las localidades, y se codifica con una letra minúscula, por orden alfabético, a las comarcas (cuadro 1). Una vez clasificadas las unidades físico-geográficas (FG), se compila el mapa de los paisajes físico-geográficos del área de estudio (mapa 1).

      Cuadro 1

      Leyenda de las unidades físico-geográficas del paisaje a nivel local

      2448-6183-est-17-53-00115-gt1.jpg

      [i] Leyenda: S-Suave, L-Ligera, M-Mediana, F-Fuertemente, I-Inclinada y AH-Asentamiento Humano.

      [ii] Fuente: elaboración propia con base en la descripción de la leyenda de las unidades del paisaje.

      Mapa 1

      Paisajes físico-geográficos

      2448-6183-est-17-53-00115-gch1.jpg

      Fuente: elaboración propia con base en la leyenda de unidades físico-geográficas

      4. La ciudad de Morelia, su entorno y las unidades geoecológicas

      Establecida la tipología se procedió a realizar la digitalización de las clases y los tipos de cada cobertura y usos del suelo, mediante la interpretación visual y la verificación en campo. Como resultado se digitalizaron 783 polígonos que se agrupan en las seis clases y 34 usos del suelo, establecidos en la tipología, respectivamente (cuadro 2). Luego se procedió a la compilación del mapa de coberturas terrestres y usos de suelo del territorio de estudio.

      Posteriormente, mediante el método matricial, y como resultado del cruce de información de las unidades físico-geográficas y la tipología del uso y la cobertura, se obtuvieron las unidades geoecológicas del área (cuadro 3). Se definieron 247 unidades, que agrupan 783 polígonos y se describieron las características de cada unidad con información obtenida mediante trabajo de campo y referencias fotográficas. Posteriormente compilamos el mapa de unidades geoecológicas (mapa 2).

      Cuadro 2

      Leyenda de la tipología de la cobertura terrestre y el uso del suelo

      Clases Subclases / tipos
      I-Habitacional A- Habitacional continuo denso F- Casco histórico
      B- Habitacional continuo medio denso G- Viviendas H discontinuas en bloques
      C- Habitacional discontinuo de baja densidad H- Viviendas discontinuas dispersas
      D- Habitacional discontinuo aislado I- Viviendas aisladas
      E- Habitacional edificaciones J- Viviendas irregulares de materiales temporales de tipo irregular
      II-Infraestructura- equipamiento K- Instalaciones recreativas O- Instalaciones almacenamiento
      L- Instalaciones deportivas P- Instalaciones varias
      M- Instalaciones comerciales Q- Instalaciones productivas
      N- Instalaciones educativas R- Instalaciones panteón
      Ñ- Instalaciones industriales S- Instalaciones de aserraderos y ladrilleras
      III- Área verde T- Vegetación densa
      U- Vegetación baja densidad
      V- Vegetación árboles aislados y zonas de pastos
      W- Matorral baja densidad
      X- Pastizal
      IV- Área cultivada Y- Cultivos compactos densos
      Z- Cultivos dispersos
      AA- Cultivos dispersos con matorrales o pastizales
      V- Suelo degradado BB- Suelo desnudo (baldíos)
      CC- Suelo desnudo y matorrales aislados
      DD- Banco de materiales
      EE- Depósitos de residuos (compilación de desechos industriales o domésticos)
      VI- Cobertura hídrica FF- Cuerpos de agua
      GG- Cañada GG

      [i] Fuente: elaboración propia con base en la interpretación de la imagen Spot6.

      Cuadro 3

      Matriz de obtención de las unidades geoecológicas del área de estudio

      2448-6183-est-17-53-00115-gt3.jpg

      [i] Leyenda: Unidades Físico-Geográficos (ver cuadro 1) y Cobertura Terrestre y Uso del suelo (ver cuadro 2).

      [ii] Fuente: elaboración propia con base en información documental.

      Mapa 2

      Unidades geoecológicas

      2448-6183-est-17-53-00115-gch2.jpg

      Fuente: elaboración propia con base en la matriz de las unidades físico-geográficas y las unidades de la tipología de cobertura y uso del suelo

      5. Zonificación de las unidades geoecológicas

      Para obtener la zonificación urbanística del territorio, como resultado de la superposición de las capas habitacional e infraestructura-equipamiento y unidades del paisaje, se parte del análisis visual-espacial y la descripción de las unidades geoecológicas; posteriormente se traza el mapa final de la delimitación de niveles de urbanización (figura 1).

      Figura 1

      Unidades geoecológicas urbanas

      2448-6183-est-17-53-00115-gf1.jpg

      Fuente: elaboración propia con base en la bitácora fotográfica tomada en recorrido al campo

        Figura 2

        Unidades geoecológicas periurbanas

        2448-6183-est-17-53-00115-gf2.jpg

        Fuente: elaboración propia con base en la bitácora fotográfica tomada en recorrido al campo

          Figura 3

          Unidades geoecológicas rurales

          2448-6183-est-17-53-00115-gf3.jpg

          Fuente: elaboración propia con base en la bitácora fotográfica tomada en recorrido al campo

          El procedimiento culminó con la compilación cartográfica de las Unidades Geoecológicas y su descripción, y una bitácora fotográfica (mapa 3).

          Mapa 3

          Mapa de zonificación urbanística de las unidades geoecológicas

          2448-6183-est-17-53-00115-gch3.jpg

          Fuente: elaboración propia con base en información documental y de campo obtenida en la investigación

          Conclusiones

          El estudio de la temática urbano-ambiental se lleva a cabo por diferentes especialistas que en ocasiones colaboran para crear grupos interdisciplinarios y así intentar dar solución a las problemáticas observadas en las ciudades. Para poder desarrollar estas investigaciones, surgen problemas muy específicos, entre los que se encuentran definir las unidades de análisis consideradas en cada disciplina, que por lo general difieren entre ellas. Las unidades geoecológicas delimitadas permiten identificar el basamento físico-geográfico de los paisajes sobre los cuales se asentó y creció la ciudad y es el resultado de la interacción paisaje natural-ocupación de la actividad humana. Desde esta perspectiva, resulta recomendable emplear estas unidades espaciales, en los análisis de la problemática social, económica y ambiental, debido a que las mismas representan sistemas funcionales de la interacción entre la naturaleza y la sociedad que manifiestan la apropiación histórica del territorio y sus consecuencias.

          El estudio y evaluación de las unidades geoecológicas a través de variables biofísicas, sociales, demográficas y económicas de manera integrada, permite hacer un diagnóstico del estado o situación ambiental de cada una de ellas y del territorio estudiado. El diagnóstico integrado o estado ambiental de un territorio constituye una herramienta para el establecimiento de políticas públicas eficientes y la toma de decisiones en la forma del uso de los recursos disponibles para mejorar la calidad de vida de los habitantes y la sustentabilidad de las ciudades.

          El método geoecológico aplicado para la obtención de la zonificación por unidades geoecológicas difiere con respecto a otros procedimientos que existen en la bibliografía revisada para la delimitación de espacios urbanos. Esta aplicación permitió analizar la ciudad a nivel local, delimitando unidades espaciales del territorio a detalle con criterios biofísicos, a nivel de atributos específicos del paisaje con criterios socioeconómicos, y se tuvo en cuenta el área de influencia de centros poblados o comunidades con la ciudad, genera información sobre las potencialidades y limitaciones del territorio que sirven de base para la elaboración, aprobación y promoción de proyectos de desarrollo, planes de manejo en áreas y temas específicos en el ámbito local. De igual manera, contribuye al ordenamiento o acondicionamiento territorial, así como al plan de desarrollo urbano.

          No obstante, se recomienda para aplicaciones futuras, incorporar criterios de percepción del espacio por los habitantes, y así integrar métodos de la Geografía de la Percepción donde se tienen en cuenta elementos del paisaje cultural, en donde se desarrollan las formas de vivir y relacionarse, apropiarse y aprehender los espacios del entorno.

          Los autores agradecen el apoyo del posgrado en geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México, del PAEP de la UNAM y de las Becas de Conacyt. Además, deseamos reconocer al ERMEXS por el apoyo en la disponibilidad de la imagen espacial de alta resolución Spot-6 del 2013 que permitieron la realización de esta investigación.

          Fuentes consultadas:

          1 

          Adell, German (1999), “Theories and models of the peri-urban interface: a changing conceptual landscape, DPU research paper”, Development Planning Unit, University College London, London, pp. 1-43.

          German Adell 1999Theories and models of the peri-urban interface: a changing conceptual landscape, DPU research paperDevelopment Planning Unit, University College LondonLondon143

          2 

          Binimelis, Sebastián (2000), “Sociedad postindustrial y dialéctica campo-ciudad. Aportaciones al debate a modo de estado de la cuestión”, Lurralde: Investigación y Espacio, núm. 23, Instituto Geográfico Vasco “Andrés de Urdaneta” (INGEBA), Gipuzkoa, País Vasco. pp. 93-113, < 93-113, http://www.ingeba.org/lurralde/ >, 30 de septiembre 2015.

          Sebastián Binimelis 2000Sociedad postindustrial y dialéctica campo-ciudad. Aportaciones al debate a modo de estado de la cuestiónInvestigación y Espacio23Instituto Geográfico Vasco “Andrés de Urdaneta”Gipuzkoa93113 93-113, http://www.ingeba.org/lurralde/ 30 de septiembre 2015

          3 

          Bocco, Gerardo, Manuel Mendoza, Alejandro Velázquez y Alejandro Torres (1999), “La regionalización geomorfológica como una alternativa de regionalización ecológica en México. El caso de Michoacán de Ocampo”, Revista Investigaciones Geográficas, núm. 40, Instituto de Geografía/UNAM, México, pp. 7-22.

          Gerardo Bocco Manuel Mendoza Alejandro Velázquez Alejandro Torres 1999La regionalización geomorfológica como una alternativa de regionalización ecológica en México. El caso de Michoacán de OcampoRevista Investigaciones Geográficas40Instituto de Geografía/UNAMMéxico722

          4 

          Bocco, Gerardo y Mario Arturo Ortiz (1999), Definición de unidades espaciales para el ordenamiento ecológico, UIA, México.

          Gerardo Bocco Mario Arturo Ortiz 1999Definición de unidades espaciales para el ordenamiento ecológicoUIAMéxico

          5 

          Bollo-Manent, Manuel, José Ramón Hernández-Santana y Ana Patricia Méndez-Linares (2014), “The state of the environment in Mexico”, Central European Journal of Geosciences, 6 (2), Springer, pp. 219-228.

          Manuel Bollo-Manent José Ramón Hernández-Santana Ana Patricia Méndez-Linares 2014The state of the environment in MexicoCentral European Journal of Geosciences62Springer219228

          6 

          Bollo-Manent, Manuel, José Ramón Hernández-Santana y Ana Patricia Méndez-Linares (2013), “Áreas de atención prioritaria en México: una óptica medioambiental”, Journal of Latin American Geography, 12 (2), Conference of Latin Americanist Geographers (CLAG) and distributed by the University of Texas Press, Texas, pp. 63-84.

          Manuel Bollo-Manent José Ramón Hernández-Santana Ana Patricia Méndez-Linares 2013Áreas de atención prioritaria en México: una óptica medioambientalJournal of Latin American Geography122Conference of Latin Americanist Geographers (CLAG) and distributed by the University of Texas PressTexas6384

          7 

          Bollo-Manent, Manuel y José Ramón Hernández-Santana (2008), “Paisajes físico-geográficos del noroeste del estado de Chiapas, México”, Revista Investigaciones Geográficas, núm. 66, Instituto de Geografía/UNAM, México , pp. 7-24.

          Manuel Bollo-Manent José Ramón Hernández-Santana 2008Paisajes físico-geográficos del noroeste del estado de Chiapas, MéxicoRevista Investigaciones Geográficas66Instituto de Geografía/UNAMMéxico724

          8 

          Carbajal-Monroy, Julio, José Ramón Hernández-Santana y ManuelBollo-Manent (2010), “Paisajes físico-geográficos del Circuito Turístico Chilpancingo-Azul, estado de Guerrero, México”, Revista Investigaciones Geográficas, núm. 73, Instituto de Geografía/UNAM, Ciudad de México, pp. 71-85.

          Julio Carbajal-Monroy José Ramón Hernández-Santana Manuel Bollo-Manent 2010Paisajes físico-geográficos del Circuito Turístico Chilpancingo-Azul, estado de Guerrero, MéxicoRevista Investigaciones Geográficas73Instituto de Geografía/UNAMCiudad de México7185

          9 

          Carazo, Esteban (2008), “Esquemas de zonificación ambiental para la planificación regional urbana”, Revista Geográfica de América Central, 1 (41), Universidad Nacional de Costa Rica, Costa Rica, pp. 55-73.

          Esteban Carazo 2008Esquemas de zonificación ambiental para la planificación regional urbanaRevista Geográfica de América Central141Universidad Nacional de Costa RicaCosta Rica5573

          10 

          Cárdenas-López, Obllurys (2007), “Análisis geoecológico de la subcuenca Seibabo, Santi Spiritus, Cuba”, Revista Internacional de Ciencias de la Tierra Mapping, núm. 119, eGeoMapping, Madrid, pp. 26-33.

          Obllurys Cárdenas-López 2007Análisis geoecológico de la subcuenca Seibabo, Santi Spiritus, CubaRevista Internacional de Ciencias de la Tierra Mapping119eGeoMappingMadrid2633

          11 

          Capel, Horacio (1975), “La definición de lo urbano”, Estudios Geográficos, núm. 138-139, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC: Instituto de Economía y Geografía, Madrid, pp. 265-301, < 265-301, http://www.ub.edu/geocrit/sv-33.htm >, 25 de septiembre de 2014.

          Horacio Capel 1975La definición de lo urbanoEstudios Geográficos138-139Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC: Instituto de Economía y GeografíaMadrid265301 265-301, http://www.ub.edu/geocrit/sv-33.htm 25 de septiembre de 2014

          12 

          Dachev, Detelin (2003), “Some current issues in Bulgarian Geoecology”, Geology and Geophysics, 46 (I), Sofia, Bulgarian, pp. 227-230.

          Detelin Dachev 2003Some current issues in Bulgarian GeoecologyGeology and Geophysics46ISofiaBulgarian227230

          13 

          Felipe-Farias, Juliana (2012), “Zoneamento geoecológico como subsídio para o planejamento ambiental no ámbito municipal”, tesis de maestría de la Universidad Federal de Ceará, Fortaleza, Brasil.

          Juliana Felipe-Farias 2012Zoneamento geoecológico como subsídio para o planejamento ambiental no ámbito municipalmaestríaUniversidad Federal de CearáFortaleza, BrasilFortaleza, Brasil

          14 

          Flores-Domínguez, Ángel David y Ángel Guadalupe Priego-Santander (2011), “Zonificación funcional ecoturística de la zona costera de Michoacán, México a escala 1:250 000”, Revista Geográfica de América Central, vol. 2, número especial EGAL, Costa Rica, pp. 1-15.

          Ángel David Flores-Domínguez Ángel Guadalupe Priego-Santander 2011Zonificación funcional ecoturística de la zona costera de Michoacán, México a escala 1:250 000Revista Geográfica de América Central2EGALCosta Rica115

          15 

          Hidalgo, Rodrigo y Hugo Marcelo-Zunino (2011), “La urbanización de las áreas periféricas en Santiago y Valparaíso: el papel de las relaciones de poder en el dibujo de la geografía socio residencial”, Revista Latinoamericana de Estudios Urbanos (EURE), 37 (111), Pontificia Universidad Católica de Chile-Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales, Santiago de Chile, pp. 79-105.

          Rodrigo Hidalgo Hugo Marcelo-Zunino 2011La urbanización de las áreas periféricas en Santiago y Valparaíso: el papel de las relaciones de poder en el dibujo de la geografía socio residencialRevista Latinoamericana de Estudios Urbanos37111Pontificia Universidad Católica de Chile-Instituto de Estudios Urbanos y TerritorialesSantiago de Chile79105

          16 

          Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) (2012), “Guía para la interpretación de cartografía: Uso del suelo y vegetación, escala 1:250 000”, serie IV, Inegi, México.

          Instituto Nacional de Estadística y Geografía 2012Guía para la interpretación de cartografía: Uso del suelo y vegetación, escala 1:250 000serie IVInegiMéxico

          17 

          Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) (s/f), “Manual de cartografía geoestadística”, Documento de trabajo, Inegi, México , pp. 89.

          Instituto Nacional de Estadística y Geografía Manual de cartografía geoestadísticaDocumento de trabajoInegiMéxico8989

          18 

          Koizumi, Takeei (2008), “Recent progress in geoecology in Japan”, Geographical review of Japan, 69 (2), Tokyo Gakugei University, Tokyo, pp. 160-169.

          Takeei Koizumi 2008Recent progress in geoecology in JapanGeographical review of Japan692Tokyo Gakugei UniversityTokyo160169

          19 

          Mateo-Rodríguez, José Manuel (2008), Geografía de los paisajes, segunda parte: paisajes naturales, Editorial Universitaria, La Habana.

          José Manuel Mateo-Rodríguez 2008Geografía de los paisajes, segunda parte: paisajes naturalesEditorial UniversitariaLa Habana

          20 

          Mateo-Rodríguez, José Manuel, Isabel Valdivia y Manuel Bollo-Manent (2008), “Estructura geográfica ambiental y sostenibilidad de las cuencas hidrográficas urbanizadas de Cuba: El ejemplo de la cuenca del río Quibú, provincia Ciudad de La Habana”, Resultados del proyecto INCO-CAESAR de la Unión Europea, Editorial Universitaria, La Habana , pp. 1-70.

          José Manuel Mateo-Rodríguez Isabel Valdivia Manuel Bollo-Manent 2008Estructura geográfica ambiental y sostenibilidad de las cuencas hidrográficas urbanizadas de Cuba: El ejemplo de la cuenca del río Quibú, provincia Ciudad de La HabanaResultados del proyecto INCO-CAESAR de la Unión EuropeaEditorial UniversitariaLa Habana

          21 

          Mateo-Rodríguez, José Manuel (2007), “La geoecología del paisaje, como fundamento para el análisis ambiental”, Revista Electrónica do PRODEMA, 1 (1), Universidade Federal do Ceará, Fortaleza, pp. 77-98.

          José Manuel Mateo-Rodríguez 2007La geoecología del paisaje, como fundamento para el análisis ambientalRevista Electrónica do PRODEMA11Universidade Federal do CearáFortaleza7798

          22 

          Muñiz, Iván y Miguel Ángel García-López (2013), “Anatomía de la dispersión urbana en Barcelona”, Revista Latinoamericana de Estudio Urbanos (EURE), 30 (116), Pontificia Universidad Católica de Chile-Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales, Santiago de Chile , pp. 189-219.

          Iván Muñiz Miguel Ángel García-López 2013Anatomía de la dispersión urbana en BarcelonaRevista Latinoamericana de Estudio Urbanos30116Pontificia Universidad Católica de Chile-Instituto de Estudios Urbanos y TerritorialesSantiago de Chile189219

          23 

          Murman, Kvinikadze, David Kuparadze, Thomas Kerestedjian y Sirbiladze Iraklii (2006), “Geoecological assessment of the environment: An example from the territory of Georgia”, Revista Geochemistry, mineralogy and petrology, núm. 44, Bulgarian Academy of Sciences, Bulgarian Mineralogical Society, Sofía, Bulgaria, pp. 131-140.

          Kvinikadze Murman David Kuparadze Thomas Kerestedjian Sirbiladze Iraklii 2006Geoecological assessment of the environment: An example from the territory of GeorgiaRevista Geochemistry, mineralogy and petrology44Bulgarian Academy of Sciences, Bulgarian Mineralogical SocietySofía, Bulgaria131140

          24 

          Moresco-Mezzomo, Maristela, Kamila Walter-Ghisso y Diego Vinícius-Campos (2014), “Caracterização geoecológica como subsídio para estudos ambientais em RPPNs: estudos de casos no Paraná”, Revista Árvore, 38 (5), Sociedade de Investigações Florestais, Viçosa, pp. 907-917.

          Maristela Moresco-Mezzomo Kamila Walter-Ghisso Diego Vinícius-Campos 2014Caracterização geoecológica como subsídio para estudos ambientais em RPPNs: estudos de casos no ParanáRevista Árvore385Sociedade de Investigações FlorestaisViçosa907917

          25 

          Ojeda-Leal, Carolina (2011), “Estado del arte en las conceptualizaciones del paisaje y el paisaje urbano. Una revisión bibliográfica”, Revista GeoGraphos, 2 (7), Grupo Interdisciplinario de Estudios Críticos y de América Latina (GIECRYAL) de la Universidad de Alicante, Alicante, pp. 4-15.

          Carolina Ojeda-Leal 2011Estado del arte en las conceptualizaciones del paisaje y el paisaje urbano. Una revisión bibliográficaRevista GeoGraphos27Grupo Interdisciplinario de Estudios Críticos y de América Latina (GIECRYAL) de la Universidad de AlicanteAlicante415

          26 

          Oliveira-Pinto, Vladia, Carlos Lineu, Frota-Bezerra, Andreas Printz y María Lúcia Brito Da-Cruz (2000), “Geo-ecological analysis and assessments of degradation in the Municipality of Tauá-Microregião dos Inhamuns Ceará (Brazil)”, German-Brazilian Workshop on Neotropical Ecosystems-Achievements and Prospects of Cooperative Research, Informe Técnico, Hamburgo, pp. 743-749.

          Vladia Oliveira-Pinto Frota-Bezerra Carlos Lineu Andreas Printz María Lúcia Brito Da-Cruz 2000Geo-ecological analysis and assessments of degradation in the Municipality of Tauá-Microregião dos Inhamuns Ceará (Brazil)German-Brazilian Workshop on Neotropical Ecosystems-Achievements and Prospects of Cooperative Research, Informe TécnicoHamburgo743749

          27 

          Priego-Santander, Ángel, Gerardo Bocco, Manuel Mendoza y Arturo Garrido (2008), Propuesta para la generación semiautomatizada de unidades de paisajes, Semarnat-INE y Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental, México.

          Ángel Priego-Santander Gerardo Bocco Manuel Mendoza Arturo Garrido 2008Propuesta para la generación semiautomatizada de unidades de paisajesSemarnat-INE y Centro de Investigaciones en Geografía AmbientalMéxico

          28 

          Rivera, Jorge Andrés (2013), “Proceso de urbanización en Pereira y agentes urbanos en Pereira, Colombia: Desigualdad social, fragmentación espacial y conflicto ambiental, 1990-2012”, tesis de doctorado en Geografía, Universidad de Barcelona, Barcelona.

          Jorge Andrés Rivera 2013Proceso de urbanización en Pereira y agentes urbanos en Pereira, Colombia: Desigualdad social, fragmentación espacial y conflicto ambiental, 1990-2012doctoradoUniversidad de BarcelonaBarcelona

          29 

          Quintela-Fernández, Jorge (1996), “El inventario, el análisis y el diagnóstico geoecológico de los paisajes mediante el uso de los sistemas de información geográficas (SIG)”, tesis de grado de doctorado, Facultad de Geografía, Universidad de La Habana.

          Jorge Quintela-Fernández 1996El inventario, el análisis y el diagnóstico geoecológico de los paisajes mediante el uso de los sistemas de información geográficas (SIG)doctoradoFacultad de Geografía, Universidad de La Habana

          30 

          Salinas-Chávez, Eduardo (2005), “La geografía física y el ordenamiento territorial: una introducción necesaria”, Gaceta Instituto Nacional de Ecología, Semarnat, México, <Salinas-Chávez, Eduardo (2005), “La geografía física y el ordenamiento territorial: una introducción necesaria”, Gaceta Instituto Nacional de Ecología, Semarnat, México, http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/gacetas/465/cuba.html >, 1 de noviembre de 2014.

          Eduardo Salinas-Chávez 2005La geografía física y el ordenamiento territorial: una introducción necesariaGaceta Instituto Nacional de EcologíaSemarnatMéxicoSalinas-Chávez, Eduardo (2005), “La geografía física y el ordenamiento territorial: una introducción necesaria”, Gaceta Instituto Nacional de Ecología, Semarnat, México, http://www2.inecc.gob.mx/publicaciones/gacetas/465/cuba.html 1 de noviembre de 2014

          31 

          Urquijo, Pedro y Gerardo Bocco (2011), “Los estudios de paisaje y su importancia en México, 1970-2010”, Journal of Latin American Geography, 10 (2), Conference of Latin Americanist Geographers (CLAG) and distributed by the University of Texas Press, Texas, pp. 37-63.

          Pedro Urquijo Gerardo Bocco 2011Los estudios de paisaje y su importancia en México, 1970-2010Journal of Latin American Geography102Conference of Latin Americanist Geographers (CLAG) and distributed by the University of Texas PressTexas3763

          32 

          Urzainki-Mikeleiz, Asunción (1993), “El medio rural en Euskal Herria”, Lurralde: investigación y espacio, núm. 16, San Sebastián, pp. 57-74, < 57-74, http://www.ingeba.org/lurralde/lurranet/lur16/16urzain/ 16urzai.htm >, 1 de enero de 2014.

          Asunción Urzainki-Mikeleiz 1993El medio rural en Euskal HerriaLurralde: investigación y espacio16San Sebastián5774 57-74, http://www.ingeba.org/lurralde/lurranet/lur16/16urzain/ 16urzai.htm 1 de enero de 2014

          33 

          Zuluaga-Sánchez, Gloria Patricia (2005), “Dinámicas territoriales en fronteras rural-urbana en el corregimiento de Santa Elena”, tesis de maestría, Universidad Nacional de Colombia, Medellín, <Zuluaga-Sánchez, Gloria Patricia (2005), “Dinámicas territoriales en fronteras rural-urbana en el corregimiento de Santa Elena”, tesis de maestría, Universidad Nacional de Colombia, Medellín, http://www.bdigital.unal.edu.co/5019/1/43030944-2005.pdf >, 1 de enero de 2014.

          Gloria Patricia Zuluaga-Sánchez 2005Dinámicas territoriales en fronteras rural-urbana en el corregimiento de Santa ElenamaestríaUniversidad Nacional de ColombiaMedellínZuluaga-Sánchez, Gloria Patricia (2005), “Dinámicas territoriales en fronteras rural-urbana en el corregimiento de Santa Elena”, tesis de maestría, Universidad Nacional de Colombia, Medellín, http://www.bdigital.unal.edu.co/5019/1/43030944-2005.pdf 1 de enero de 2014


          This display is generated from NISO JATS XML with jats-html.xsl. The XSLT engine is libxslt.

          Enlaces refback

          • No hay ningún enlace refback.




          Economía, Sociedad y Territorio, Vol. XVII, núm. 54, mayo-agosto de 2017, es una publicación cuatrimestral editada por El Colegio Mexiquense A.C. Exhacienda Santa Cruz de los Patos, s/n, col. Cerro del Murciélago, Zinacantepec, C.P. 51350, México, tel. (722) 279 99 08 ext. 183, http://est.cmq.edu.mx/index.php/est/index, est@cmq.edu.mx Editora responsable: Verónica Vega Rocha. Reservas de derechos al uso exclusivo núm. 04-2016-042513474700-203 ISSN electrónico 2448-6183. Responsable de la última actualización de este número: Verónica Vega Rocha, fecha de última modificación: 1 de mayo de 2017.

          Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación.

          Revista Economía, Sociedad y Territorio por El Colegio Mexiquense A.C., se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.

          Colegio Mexiquense30 años Colegio MexiquenseEST RevistaLicencia Creative CommonsOpen Access
          Avisos Contacto