Reseña

 

Gustavo Garza, Cincuenta años de investigación urbana y regional en México, El Colegio de México, México, 325 pp.

 

En este libro el autor describe el desarrollo de la investigación urbana y regional en México en el periodo 1940-1991. Para ello la estructura del texto se compone de un prólogo, seis capítulos, un apéndice bibliográfico y un anexo de las 1,831 referencias bibliográficas recopiladas según disciplinas.

El título del libro podría dar cabida a varias interpretaciones sobre el contenido, por 19 que en el prólogo se menciona claramente lo que el texto es y lo que no es. Para comenzar se menciona que las variables de análisis de la ciencia regional son la población y las actividades económicas, las cuales pueden ser interpretadas a nivel urbano o regional; y los tipos de investigación son descriptiva o analítica. Esta ciencia regional ha sido abordada desde varias disciplinas, como sociología, antropología, urbanismo, demografía, geografía, historia, economía, planeación y ecología.

La utilidad del texto consiste en ser una monografía de consulta para avanzar en el conocimiento sobre el estado de avance de la investigación urbana y regional en México. Su metodología se basa en una evaluación cuantitativa y temática de 1,831 publicaciones, las cuales constituyen, según palabras del autor, una muestra altamente representativa por haber considerado principalmente trabajos de instituciones y revistas especializadas relevantes.

La limitación más importante radica en el hecho de ser una descripción y no un análisis de los aspectos teóricos y metodológicos de las referencias bibliográficas recopiladas. Sin embargo, según el autor, resolver esa limitación significaría un trabajo de aproximadamente diez años. A esta limitación se sumaría otra relacionada con la significancia cualitativa, pero tal vez no estadística, de la muestra utilizada. Es decir, merecida o inmerecidamente existirán quejas por la no inclusión de una serie de trabajos.

Los capítulos 1 al 5 van describiendo cronológicamente la evolución de la investigación urbana y regional en el país, desde sus albores hasta el auge ocurrido en la década de los ochenta. De las 1,831 referencias, 66% son trabajos relacionados con lo urbano y 34% con lo regional. Las disciplinas con mayores aportaciones son sociología y urbanismo, que representan 45% de los estudios, seguidos por demografía con 13% y economía con 12 por ciento. El ámbito urbano más estudiado ha sido la Ciudad de México, con 60% de las referencias incluidas. En cuanto al tipo de publicaciones, los artículos representan 34%, 32% de libros, y capítulos de libros con 18 por ciento.

La investigación realizada en los periodos analizados guarda estrecha relación con las teorías internacionales en boga de la ciencia regional. En los cuarenta y cincuenta predominaron aquellos estudios bajo la perspectiva de la ecología humana desarrollada en la Escuela de Chicago; en los sesenta se privilegió la corriente cepalina de dependencia, modernidad y marginalidad, así como el estudio de las migraciones; entre los setenta y mediados de los ochenta se abocaron a la interpretación en el contexto nacional de los postulados de la sociología urbana francesa; y finalmente en las postrimerías de los ochenta aparecieron trabajos vinculados con políticas estatales de ajuste neoliberal, resurgimiento del positivismo y empirismo, y la pérdida relativa de una visión de conjunto para concentrarse en aspectos específicos o parciales.

Un aspecto que llama la atención, y tal vez por razones obvias, es que en el capítulo 4, donde se habla de la institucionalización de la investigación espacial, 1971-1980, no se resalta el rol del libro El desarrollo urbano de México. Diagnóstico e implicaciones futuras, realizado por Luis Unikel en colaboración con Crescencio Ruiz y el propio Gustavo Garza. Es indudable que este texto, aparecido en 1976, constituye la visión macroestadística y metodológica más importante sobre el estudio de la ciencia regional en México, y que de manera directa influyó en el auge de la investigación urbana y regional en los años ochenta. Desde mi punto de vista, el libro mencionado se convirtió en un parteaguas sobre la forma de entender e investigar al desarrollo urbano en el país, y no tengo duda que es el libro del que se ha hecho el mayor número de citas y referencias bibliográficas dentro de nuestra disciplina,

Del capítulo 6, dedicado a las conclusiones, se pueden extraer tres puntos fundamentales:

 

a)         Articulación entre docencia e investigación, la cual toma un gran dinamismo en la década de los ochenta, cuando aparecieron 70% de los programas docentes existentes en el  país. Esta articulación presenta retos y obstáculos, por lo que no se debe hablar ya de su consolidación.

b)        Urgencia de profundizar en el nivel teórico y metodológico de las investigaciones, lo que implica imaginar y desarrollar enfoques con mayor rigor científico. En este punto, el autor menciona una dependencia teórica y metodológica en la investigación del país, aunque yo no estoy totalmente de acuerdo con dicha aseveración, ya que es incuestionable el avance teórico e indagatorio sobre algunas especificidades del desarrollo urbano y regional ocurrido en el país, sobre todo en materias relacionadas con proceso de urbanización y ocupación del suelo, factores de concentración económico-demográfica, movimientos migratorios y sistemas de ciudades.

 

c)         Agenda de investigación para los próximos años, es decir aspectos que no han sido tratados con suficiencia o que emergen como nuevos objetos de estudio. En esta agenda se proponen por lo menos nueve temas centrales: política poblacional, revolución tecnológica y factores locacionales, sector terciario en las economías urbanas, servicios públicos desde la óptica de la teoría económica espacial, privatización de servicios públicos, problemática ambiental, prospectiva de la urbanización, gestión y naturaleza de los gobiernos locales y participación ciudadana en el proceso de urbanización y toma de decisiones.

 

En síntesis, el libro recibe nota de aprobación y de reconocimiento por haber alcanzado su objetivo respecto a la presentación de una descripción del desarrollo de la investigación urbana y regional en México en el período 1940-1991.

 

 

Jaime Sobrino

El Colegio Mexiquense

Ex-Hacienda Santa Cruz de los Patos

Apartado Postal 48-D

Toluca 50120, Estado de México

Tel. (72) 18 00 56

Fax. (72) 18 00 58

 

phenergan onlineisotretinoin without prescriptionorder citalopram onlineorder aciclovir